domingo, 14 de septiembre de 2008

El poder radica en el pueblo, no en los militares


El golpista militar por ahora presidente pretende supeditar la sociedad civil al poderío militar, poderío que se basa en la hegemonía que tienen de las armas, que nosotros los civiles le hemos permitido, de acuerdo a la constitución. En las sociedades modernas son los militares los que están supeditados al poder civil. Así se supone que es en Venezuela, pero si le permitimos a los militares, militaristas y militaroides que nos pisoteen y estén por arriba de los gobernadores electos entonces deberiamos borrar nuestros rostros por la vergüenza cuando seamos analizados por el ojo profundo de la historia. Por mi parte no y NO voy a permitirlo, desde este momento me declaro en rebeldía puf puf puf a los mayores generales o como los llamen, no me voy a plegar a este capricho de un mortal igualito que yo, y aspiro que mis coterraneos y compatriotas mayoritariamente rechacen esta nueva afrenta.

1 comentario:

Martha Colmenares dijo...

Hola Leyla, pues mira que la propuesta está muy buena. ¿Ahora tienes persiana? Vaya, vaya.
Un abrazote, Martha