jueves, 2 de agosto de 2007

Ahora si llegamos

Si el estado - gobierno es capaz de apropiarse de unos vagones de teleferico y la infraestructura turística conexa y la señal de un canal de televisión con equipos incluidos, por considerarlos de utilidad publica, ¿que podemos esperar ? en el caso de industrias, instituciones que prestan servicios de primera necesidad como agroindustrias. colegios y clínicas privadas. Como podrá alguien atreverse a invertir ni medio partido por la mitad, como decimos por aquí, con esta facilidad con que el estado-gobierno busca excusas para ganar indulgencias con escapulario ajeno. Ahora dirán que rompieron record mundial, pues el mismo día que rescataron el teleferico funciono de maravillas, así mismo como funcionaba PDVSA, o el metro, o CANTV, o la señal de RCTV, claro si lo consiguen todo funcionando bien, el problema es que cuando se le acaba la cuerda de la planificación que heredan, allí es cuando se puede notar la ineficiencia con la que actúan. Así que si ven las barbas de su vecino arden pongan la suya en remojo, que tal si les parece que las viviendas, los carros y otros enseres personales deben ser declarados de utilidad publica, entonces espero que ! empiecen por la de ellos para dar ejemplos!

1 comentario:

Manuel Aramis Miranda Perdomo dijo...

Por razones de esa indole es que los organismos internacionales de comercio nos colocan entre los peores o menos recomendables a la hora de invertir:

http://manuel-miranda.blogspot.com/2007/04/venezuela-bolivia-y-republica.html