jueves, 16 de agosto de 2007

¿Cual es la trampa?



Será la reforma constitucional (es decir el destrozo constitucional) un polvorin desatado con premura para cambiar el foco de la opinión publica o viceversa. ¡El tiempo y el soberano dirán!