jueves, 21 de junio de 2007

SI LO ROMPES LO PAGAS

En nuestra época infantil, cuando jugábamos en grupo siempre salía el dueño de los juguetes y decía, “si lo rompes lo pagas” sentencia que nos indicaba que debíamos ser cuidadosos y prevenir cualquiera daño al objeto porque de lo contrario salían los otros acusones y decían “ay ay ……. ya lo rompiste ahora lo pagas”
Y eso es lo que le digo al estado-gobierno ¿o gobierno-estado? Bolivariano: lo rompiste, lo pagas. El caso del viaducto no es más que el mismo cuento de la desidia gubernamental que signó los primeros siete años de gestión presidencial, su primer ( ¿o segundo?) mandato completo del Sr Chavez, que inicio en febrero de 1999 y concluyó en julio del 2000 para iniciar otra vez hasta febrero de 2007 para iniciar otra vez, ¡conchale! Que viejo es este gobierno. Bueno el asunto es que a pesar de todas las voces de reclamo por la ausencia de medidas de mantenimiento al viaducto, no se dignó el tren ministerial competente (por competencias legales no por aptitudes) o el mismo presidente que es el gerente de la nación, a resolver la situación, y se les rompió estando en sus manos, al igual que muchos otros puentes que todavía esperan ser arreglados. Es necesario reconocer que el gobierno pagó y ya se inauguro el nuevo viaducto, QUE BUENO, parece que ya están aprendiendo que Venezuela necesita inversiones, que las obras no se mantienen solas y ojala en este nuevo gobierno del mismo presidente de hace ocho años, comiencen a cumplir con sus obligaciones ya que para eso fueron electos. FELICITO A LOS USUARIOS, la larga espera parece haber terminado, FELICITO a la empresa privada por tan maravillosa obra de infraestructura que según el gobierno nos va a durar por muchos años (como la anterior, ¿no?) y FELICITO al gobierno por su buen acierto de realizar la obra. Y por ultimo FELICITO a los chavistas por que por fin tienen algo verdadero (no proyectos) que enseñar con orgullo de estos 8 años y 4 meses de gobierno.