jueves, 28 de junio de 2007

Nosotros protestando ellos acatando lineas

Deseo compartir un pensamiento que ha revoloteado por mi cabeza en el transcurso de una salida de campo hacia la costa oriental del Lago de Maracaibo, en pueblos muy pequeños adonde la señal que llega con menos problemas es la del canal 2, despojada a RCTV y entregada al estado-gobierno. Esta experiencia la viví el 26 de junio, el mismo día de la inauguración de la Copa América.
Salí de madrugada de Maracaibo, ya que tenia dos horas y media de camino por delante, en esta ciudad todo estaba igual que siempre, mucho trafico a pesar de no haber despuntado el sol. al comenzar a pasar pueblos y a levantarse los pobladores llamó mi atención la gente uniformada con su franela y gorra roja, un señor se atravesó la calle en bicicleta y llevaba su uniforme, igual que dos jóvenes que caminaban presurosos, más allá detuve la marcha para tomar una foto del sol y un señor mayor uniformado estaba sentado en su mecedor. De repente me sentí en época electoral ya que se asomaron los azules, en pequeños grupos, en solitario, y así se fue repitiendo estas imagenes.
Tal parece que en zonas rurales se han ido distanciando de lo que ocurre en las ciudades, ya no tienen a RCTV para enterarse de lo que esta sucediendo. Antes cuando llegaba a un pueblo, las conversaciones giraban en torno a lo mismo que se hablaba en las ciudades, ahora no, los pobladores no saben lo que esta pasando. Por fin pregunte por que había tanto movimiento, si había algo especial ese día y en ninguna oportunidad escuche decir que era por la Copa América, ni les interesa ni estaban enterados. Lo de los uniformes rojos y azules solo era una linea de acción bajada en forma vertical (que lejos estamos de la participación activa), por un lado el PSUV y por otro Un Nuevo Tiempo, con militantes o cuasimilitantes. Ahora los ciudadanos huertanos (aquellos que no militamos en partidos), tenemos menos acceso a observar con nuestros ojos lo que esta ocurriendo, es posible que no nos interese la posición de un reportero, pero las imagenes si, que cuando veamos por televisión una marcha digamos "allí van esos escuálidos", pero por lo menos nos enteramos que había una protesta, que cuando veamos a un programa de opinión hablando a favor o en contra del presidente seamos nosotros quienes decidamos si lo seguimos viendo o no.
Cada vez nos están alejando mas, creando una mayor brecha entre los que vivimos en ciudades y pueblos, entre los que podemos tener acceso a la televisión por cable y a la Internet, a periódicos no oficialistas y a información no verticalizada filtrada por los mandos partidistas de una u otra tendencia. Que tristeza sentí al comprender la maldad que esta por detrás de tanto autoristarismo con respecto a los medios de comunicación y la mampara de hacerlo por la moral, por las buenas costumbres, por la protección de los menores. A la porra tanto melodrama, no es para nada de eso es para dividirnos, para que no podamos hablar el mismo idioma, para que cuando vengan los cambios que han de venir, nos encontremos de frente con estas dos Venezuela, la sumida en la ignorancia informativa, viviendo sus penurias en silencio, aislada, sin conocer de los movimientos crecientes por la autodeterminación del destino individual y familiar de la otra Venezuela protestona y aguerrida.
Para eso se robaron los equipos de RCTV, para mantener aislados a ese porcentaje de venezolanos que viven en las zonas rurales, que aunque minoritario en cantidad son tan importantes desde el punto de vista espacial y geopolitico. A ver si les da resultado eso de "ojos que no ven corazón que no siente"